ALFONSO V: LA CIUDAD DE VALENCIA, CENTRO DEL MEDITERRÁNEO

Por Antonio Adsuar Saludos #Alicantiners, ¿Qué tal va? Deseando evadirme de la movida coyuntura política actual, hoy os quiero acompañar a dar una vuelta por el reinado del...

Por Antonio Adsuar

Saludos #Alicantiners,

¿Qué tal va? Deseando evadirme de la movida coyuntura política actual, hoy os quiero acompañar a dar una vuelta por el reinado del monarca aragonés Alfonso V el Magnánimo (1416-58).

Recordemos que, como analizamos en el último artículo, desde 1412 gobernaba en la Corona de Aragón la nueva dinastía Trastámara. Este cambio había beneficiado al Reino de Aragón y al Reino de Valencia y perjudicado a Cataluña, que dejó de liderar la Corona federal.

El reinado de Magnánimo fue claramente positivo para el Reino de Valencia en su conjunto. En el siglo XV vivirá la ciudad de Valencia su centuria de oro y la gobernación de Orihuela, al sur, también mejorará su nivel de vida económico, ganando en estabilidad y población. ¿Cómo se concreta esta sinergia entre las tierras valencianas y el nuevo monarca? Pasemos a explicarlo…

a)Valencia ciudad y su reino pasaban ahora a ser el centro de la política mediterránea de la Corona de Aragón. Más cercana a Castilla, donde los Trastámara tenían importante intereses, la capital del reino es elegida por el rey para establecer su corte permanentemente. Aunque el soberano partirá pronto hacia Nápoles (en 1432) y ya no retornará a la Península Ibérica (hecho que nos muestra claramente como la Corona de Aragón se concibe en gran medida como un imperio mediterráneo con implicaciones peninsulares) la reina María quedará al cargo de los intereses hispánicos del rey y mantendrá el poder claramente localizado en la ciudad del Turia.

b)Basado en una economía agroexportadora y mercantil que se apoya en las numerosas bases y puertos catalano-aragoneses, el crecimiento económico y poblacional de la ciudad de Valencia será ingente, muy relevante. Todo este cosmos lleva a una clara unión de intereses entre una clase alta de comerciantes, burgueses y nobles valencianos que se benefician de los favores del rey y poco a poco van siendo más proclives a acordar directamente con él la financiación de sus empresas imperiales en el mare Nostrum, en detrimento de las Cortes y las estructuras forales. En este contexto debe entenderse la decisión del rey de dotar de carácter permanente a la Generalitat Valenciana, en 1418. Este organismo se encargaba de recaudar y gestionar los tributos de las zonas de realengo.

La ciudad de Valencia en 1563

c)De esta forma el poder de la ciudad de Valencia se asienta claramente, siendo las conexiones entre las élites municipales locales de la capital y las élites de la Generalitat, que en teoría debería representar a todo el reino, muy manifiestas (muchas personas van pasando de cargos municipales a cargos de la Generalitat). La macrocefalia de la capital, constitutiva desde la creación del reino por Jaime I en 1238, se ve de esta forma reforzada en tiempos de Alfonso el Magnánimo.

d)Valencia hace de esta forma de ciudad-banco, financiando al margen de las cortes a Alfonso V. A cambio la capital controla los derechos regios de cobro de impuestos de numerosas villas de realengo como Sagunto o Cocentaina. Además Valencia puede convocar en armas a las villas afines si así lo decide, disponiendo de las tropas de otras ciudades.

¿Qué resultado podemos decir que tuvo este gran pacto Alfonso V-Valencia ciudad? La urbe se convirtió a finales del siglo XV en la más poblada de España. Su cultura floreció en esta centuria, apareciendo en el Reino grandes literatos como Ausiàs March. Además Valencia vio su poder reconocido con el nombramiento de dos papas regnícolas: Calixto III (Papa desde 1455) y Alejandro VI (Papa desde 1492).

Valencia fue, inequívocamente, la base más sólida del poder Trastámara en la Corona de Aragón, en las tierras hispánicas y en el Mediterráneo. El autoritarismo regio y la menor influencia de los fueros y las Cortes fueron propiciadas por unas élites municipales y del conjunto del reino que se beneficiaron de su trato directo con el monarca.

¿Y en Alicante…qué pasó en Alicante durante estos años de gobierno de Alfonso V? Aunque la información sobre el particular no es abundante, sí se puede afirmar que fueron años de crecimiento para las tierras de la Gobernación de Orihuela=Alicante de las palmeras. El rey magnánimo otorgó a  Orihuela, que era la segunda ciudad del reino en importancia, el título de ciudad en 1437.

La mayor paz con Castilla y el incremento del comercio por la posición central del Reino de Valencia en el imperio mediterráneo de la Corona de Aragón beneficiaron al resto de la Gobernación y especialmente a la ciudad de Alicante, puerto destacado y urbe muy orientada al comercio y a la vida marina en general. También estas ciudades se beneficiaron de su conexión directa con el monarca o su administración.

Como vemos el balance es positivo, aunque cabe señalar también dos aspectos negativos a mi modo de ver: el excesivo peso que la ciudad de Valencia ganó sobre el conjunto del Reino en esta época y la menor importancia de los fueros y libertades propios del Reino de Valencia.

Por Antonio Adsuar

*Fuentes principales: J.L. Villacañas “La monarquía hispánica”, ed. Espasa, J.L. Villacañas “Historia del poder político en España”, ed. RBA, V. Baydal “Els valencians, des de quan son valencians?”, ed. Afers i A.Furió “Història del País Valencià”, ed. 3 i 4.

In this article

Join the Conversation

1 comment

  1. APA Responder

    València per fi es dibuixa com el centre de la Corona d’Aragó, cosa que per mi és nova.
    Si fixem la llum mirant a este post ens adonarem de per a on ve aquest moviment de tuyo-mío entre València – Barcelona.
    Més endins, ens adonem també que, Alacant, amb aquest domini valencià, resultà enfortida.
    Una volta més, el blog ens informa de coses que (no sé per què) al comú dels habitants d’estes terres no ens havia arribat tan clarament com ara.